domingo, 28 de julio de 2013

GAZPACHO ANDALUZ


Con tanto calor es importantísimo mantenernos hidratados y bien alimentados, por eso os recomiendo que de vez en cuando incluyáis en vuestra dieta el gazpacho andaluz.
Bien fresquito entra bien en el cuerpo en cualquier momento del día y vuestro cuerpo físico os lo agradecerá.

INGREDIENTES

  • 1 kg de tomates maduros
  • 1-2 dientes de ajo
  • 50 g de pimiento verde
  • 40 g de cebolla
  • 70 g de pepino, parcialmente pelado
  • 30 g de vinagre
  • 1 cucharadita de sal
  • 8 cubiertos
  • 50-100 g de aceite de oliva virgen extra
  • 200 gr de agua fría


ELABORACIÓN
Pon en el vaso todas las verduras, el vinagre, la sal y el hielo.
Programa 30 seg, velocidad 5 y a continuación programa 3 mins, velocidad 10.
Añade el aceite y programa 2 segs, velocidad 7.
Puedes colarlo a través del cestillo. Añade agua con hielo si lo deseas más líquido. Pero si te gusta más espeso, añade al principio 150 grs de pan (del día anterior).
Sírvelo con las mismas verduras que lleva el gazpacho y pan, troceados en cubitos pequeños.
Nota: Si añades el aceite al principio, con todos los ingredientes, emulsionará y tendrá un color anaranjado.
          El color rojo del gazpacho también dependerá del tipo de tomate que pongas. Yo he puesto tomate             valenciano (de mi huerta) y por eso ha salido un tono más claro.

CURIOSIDADES
El origen del actual gazpacho es incierto, aunque tradicionalmente se le ha considerado un plato del interior de Andalucía, donde el aceite de oliva y los productos de la huerta son abundantes, y los veranos muy secos y calurosos. Por esta razón se le conoce comúnmente como gazpacho andaluz. A pesar de ello el origen del gazpacho como plato "desmigado" es anterior al uso de las hortalizas en su elaboración y data de la época del al-Ándalus.
El gazpacho primigenio (mezcla de pan desmigado, aceite de oliva y vinagre), estuvo alimentando a campesinos ibéricos del sur durante siglos. Esta evolución ha ido dejando a lo largo del tiempo variedades de gazpacho por el sur de España y Portugal, siendo de todas ellas el más popular e internacionalizado el denominado gazpacho andaluz. Los gazpachos han ido evolucionado tal y como puede verse en la literatura,  que  ha ido incorporando ingredientes hasta llegar al actual gazpacho.
Es clásico servir el gazpacho fresquito incluso se puede añadir hielo picado. Se puede servir aparte con un guarnición de trocitos muy picados (tropezones) separados entre ello de los mismos ingredientes que se ha realizado el gazpacho como son daditos de pan tostado, tomate, pepino, pimiento y cebolla para que cada comensal los pueda añadir según el gusto. En algunas versiones estos tropezones pueden variarse por jamón serrano, olivas, huevo duro, etc.

1 comentario:

  1. Bea,que rico gazpacho y como apetece.
    Coincidimos en la entrada y casi, casi lo hacemos igual.

    ResponderEliminar