martes, 5 de marzo de 2013

QUESADA PASIEGA

Este es un postre típico de Cantabria. La primera vez que la probé fué en Santillana del Mar y me encantó. Que, por cierto, ni es santa ni llana ni tiene mar y además la quesada no lleva queso.¡ Je je que gracioso! Allí, en los comercios te la sirven con un vaso de leche y es una merienda espectacular.


Bien, pues una amiga me dió hace años una receta y es la que hago siempre. Aquí os la dejo.

INGREDIENTES:
  • 1 yogur
  • 2 huevos
  • 80 gr de mantequilla
  • 150 gr de harina
  • 300 gr de azucar
  • 1/2 lt o 500 gr de leche
  • 1 raspadura de limón


ELABORACIÓN:


Se mezcla todo en la batidora o lo viertes todo dentro del vaso de la Thermomix a velocidad 6 durante 1 minuto.



Se engrasa un molde para que no se pegue y se vierte la mezcla.


Se mete al horno precalentado a 180º durante 40 mins aprox. Antes de sacarla del horno pínchala con un palillo al centro y mira si sale limpio para asegurarte que está hecha.



Deja que se enfríe antes de desmoldarla.












CURIOSIDADES

El limón es un alimento refrescante, remineralizante y alcalinizante, lo que puede resultar sorprendente porque, aunque externamente es ácido cítrico se transforma en sales alcalinas que neutralizan el exceso de acidez gástrica.
El zumo de limón, ingerido bien con agua, en ensaladas o con zumo de naranja, ocasiona unos efectos altamente beneficiosos para el ser humano.
Estimula el sistema nervioso y resulta muy indicado en casos de úlceras gastroduodenales, dispepsias e insuficiencias hepáticas y pancreáticas, siendo magnífico para asegurar el buen funcionamiento del aparato digestivo, ya que regula y estimula las secreciones gástricas y ayuda a metabolizar las grasas. Para los enfermos hepáticos o de la vesícula biliar (ayuda a disolver los cálculos biliares) los médicos les recomiendan desayunar aceite de oliva virgen y zumo de limón en el que mojar un poco de pan. El limón neutraliza las toxinas, también ayuda a eliminarlas,  reforzando la acción antitóxica y protectora del hígado.
Por sus propiedades refrescantes, antisépticas y se contenido en vitamina C, el limón alivia ciertas afeciones de las vías respiratorias, así como algunas inflamaciones de la garganta, afonía y amigdalitis. Esta es la razón por la que se hacen gárgaras con el zumo de un limón diluido con un poco de agua tibia, a la que se le puede añadir una cucharadita de miel. Su poderosa acción antibacteriana y antiviral sienta bien a las gargantas doloridas, ulceras de la boca y gingivitis.
Tonifica y protege los capilares sanguíneos, fortalece las membranas celulares, tonifica el corazón y ayuda a disminuir la hipertensión arterial.
Tomar zumo de limón junto con suplementos dietéticos a base de hierro o  ricos en hierro, aumenta la absorción de este mineral por parte del organismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario